PASO AL FRENTE #CUENTALO

Quizá porque ayer tuve, gracias a este tema, una discusión con alguien que me importa muy mucho. Quizá porque en el pasado, ser hipersensible me llevó a tener muchas comeduras de tarro que hoy he asumido por completo y estoy completamente orgullosa de ser como soy. Quizá porque no pienso abstraerme de mis visceras que me llevan a ser como soy, con mis virtudes y todos mis defectos, escribo hoy esta entrada

Empecemos: Sale la sentencia de la manada y resulta que los jueces consideran que es delito de abuso y no de agresión sexual (violación). Como madre de una hija de la misma edad que la víctima me revuelvo por dentro….no pienso en los años, no pienso en nada más que….¿de verdad? Y me pongo a leer…abro Twitter y empiezo a flipar… leo parcialmente y mis ojos no dan crédito

 

 

no quiero adelantar nada, así que escribo a un amigo, doctor en derecho y me dice que deje aparcada mis visceras, que ni ellas ni el telediario deben confundirme. Que debo documentarme, acudir a fuentes solventes…

Le sigo diciendo que por eso, más que nunca quiero información y me salta con que estudie derecho, cinco o seis años, luego oposite a juez y por último lea la sentencia…que no voy a saber interpretarla si no sé mucho derecho. Casi 400 páginas de jurisprudencia, derecho comparado, referencias…

Mis visceras y yo nos vamos a otra parte y sigo informándome. Pregunto a otro amigo casualmente doctor en derecho también y me dice que él no ha leído la sentencia pero estuvo con los magistrados y ni ellos ni los abogados de ambas partes tenían nada claro. Que 15 minutos podían joderle la vida para siempre a unos chavales y que en este país existe la presunción de inocencia. Que allí no quedaba muy claro qué es lo que pasó y ante la duda…Ok

También me encuentro con estas perlitas

 

 

y por fin algo de luz

 

Más que en los años de la pena el problema está en el concepto:  sobre lo que es o no la intimidación en el marco de una relación sexual 

Hay que pedir a los tribunales que tengan contacto con la realidad, no solo con los precedentes jurisprudenciales. El catedrático de derecho penal de la Universidad de Cádiz Juan Terradillos dice “Hay aspectos del Derecho que son muy técnicos, pero otros que no lo son tantos, como el concepto de intimidación o lo que es el acceso carnal. Esto son conceptos que todos manejamos. Que cinco hombres que se hacen llamar la Manada tengan sexo no consentido-según admite la sentencia-en la clandestinidad de un portal ¿no comporta intimidación? Acudir a párrafos sueltos de sentencias del Tribunal Supremo, dictadas para otros supuestos, no es necesario. Se puede hacer una interpretación gramatical del término intimidación y aplicarla. En este caso, y aunque hay que ser humildes al analizar una decisión judicial, me cuesta entender que no hay intimidación y por tanto violación”

 

 

 

Mira tú por donde la fiscalía decide

 

La chica tenía solo 18 años. Eran 5, el menor tenía 26 años y el mayor de 37. Planeado con anterioridad por whatsap, grabando los hechos, robándole posteriormente el móvil, comentándolo en las redes, la justicia cuestiona y juzga que no fue violación, y ¿las visceras no se me tienen que remover?

Yo no soy abogado, no fue esa carrera la que quise estudiar,  y hoy más que nunca estoy contenta de la carrera que elegí porque la base del cambio está en la educación, Pero no por no ser abogado ni juez no tengo critero para saber que hay cosas que están mal, vengan de un juez o vengan de quien vengan. Aquí también podríamos añadir el agravante de que uno era miembro de la UME y otro era Guardia Civil y por tanto deberían haber velado por la víctima.

“Querían divertirse a costa de una borrachilla” “no era para tanto” “le dieron 50.000 euros” la razón de los abusos está en las bien argumentadas excusas del señor Eduardo Lorenzo. Si no cambiamos ésto, estamos perdidos

NO es NO y expresar un consentimiento es decir SÍ. Pero no significa inmutabilidad ni imperdurabilidad. La sexualidad y el sexo consentido deben ser negociados a cada momento, con diálogo, con comunicación. Un SÍ no tiene por qué ser un contrato verbal inquebrantable

Entiendo que puede ser muy duro para unos chavales que estaban de fiesta que se jodieran la vida para siempre, pero si pasamos por alto esto, estamos haciendo ver a la sociedad que no pasa nada, que todo vale. Y también existen las chicas que quieren irse de fiesta tranquilas y volver sanas y salvas, así que espero que los siguientes se lo piensen un poquito más antes de tener sus 15 minutos de gloria.

No es sexo. Es poder. Lo que necesitan es sentirse poderosos, sentirse hombres, muy masculinos, dominantes, encajar en el estereotipo de “fuerte y viril”. Necesitamos cambiar las mentalidades.

Tenemos que empezar a enseñar a  los hombres a no violar antes que a las mujeres a cuisarse de ser violadas

Paso al frente #cuentalo

Tenía 15 años. En educación Física teníamos que aprobar el test de cooper y, como a mí se me daba relativamente bien, quería sacar nota. Quedé con una compañera que lo llevaba francamente mal un sábado para intentarlo juntas y mejorar nuestros objetivos personales. Al rodear el instituto ella me indicó que siguiera yo, que iría más despacio y así lo hice…por un descampado. De repente paró un Ford Orión azul metalizado, lo recuerdo aún como si lo estuviera viendo y del coche bajó un hombre cuyas pintas no me gustaron demasiado, pero me preguntó desde lejos: Perdona, Una casa cercana?? -por aquí no!! y se iba acercando…tonta de mí, voy y le digo, por ahí está la dehesa y está la casa del guarda, pero ya está. Fue entonces cuando el hombre, que se había acercado lo suficiente me agarró fuerte y me dijo, “bueno, cariño…,” no sé cómo ni de qué manera me pude zafar…Corrí como nunca después he hecho con la angustia añadida de que mi amiga iba detrás y ella no era tan ágil como yo. No podéis imaginaros la angustia que yo viví en esos momentos. No se lo deseo a nadie. Cuando regresé al instituto, estaba en el mismo punto donde me había dejado y yo no pude dar gracias a Dios más veces. Repito, tenía solo 15 años. Jamás lo conté por el miedo a que encima no me dejaran salir

Viví con miedo mucho tiempo Y EN SILENCIO. Y eso que solo quedó en un susto. No quiero que ninguna chiquilla tenga que vivir así

 

 

 

 

 

 

 

 

María José López Romero

Estudié Magisterio (Educación Especial) y hace tiempo que me dedico a las Terapias Asistidas con Perros y al entrenamiento de perros de asistencia, pero una persona no es sólo su profesión. Además soy madre, estudiante de inglés, amante del deporte, de una buena conversación, de un buen libro, de las fiestas con los amigos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *